Project Description

Cheesecake de dulce de leche

Para la base:

  • 200g de galleta digestive triturada
  • 95g de mantequilla
  • 1 cucharada de panela

Para el relleno:

  • 700 g de queso crema
  • 120 g de azúcar
  • 2 cucharadas de harina
  • 4 huevos M
  • 100g de dulce de leche pastelero
  • 65 ml de nata de montar
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta
  • 1 cucharadita de ralladura de limón

Para decorar

  • Dulce de leche pastelero
  • Nueces pecanas

Precalentamos el horno a 165ºC y engrasamos nuestro molde desmontable de 18 o 20 cm de diámetro con spray desmoldante.
En primer lugar, trituramos las galletas. Las mezclamos con la mantequilla, fundida, y la panela y las usamos para cubrir la base y los laterales hasta, al menos, unos 2,5 cm de altura. Metemos en la nevera a que se endurezca. Mientras se enfría, preparamos el relleno. Batimos el queso con el dulce de leche, el azúcar y la harina hasta que la mezcla sea homogénea, siempre a velocidad lenta si estamos usando una batidora. Incorporamos los huevos, uno a uno. Finalmente, añadimos la nata, y mezclamos de nuevo para lograr homogeneidad. Sacamos la base de la nevera y la rellenamos con esta mezcla.
Horneamos durante 25 minutos a 165º con calor arriba y abajo y después bajamos la temperatura a 120º y seguimos horneando otros 60 minutos, o hasta que toda la superficie haya cuajado y sólo quede el centro un poco húmedo. Una vez fuera del horno, espera a que regrese a temperatura ambiente y después mete la tarta en la nevera durante 4 – 6 horas (puedes prepararla de un día para otro). Después espera al menos 30 minutos antes de consumirla, para que vuelva a temperatura ambiente.
Decoramos con el dulce de leche (si está muy sólido, caliéntalo unos segundos en el microondas) y nueces pecanas.